Las Naciones Unidas señaló que todavía no se ha llevado a la justicia a los responsables de la desgracia ocurrida en el país

Las Naciones Unidas lamentó este viernes que no haya justicia cien días después de las explosiones registradas en el puerto de la capital de Líbano, Beirut. El evento dejó más de 200 muertos, miles de heridos y unos daños materiales que han recrudecido la crisis económica y humanitaria en la que se encuentra sumido el país.

“Cien días después de la tragedia nacional de las explosiones en el puerto de Beirut. Cien días de investigaciones con expertos internacionales serios y aún no hay claridad, rendición de cuentas ni justicia”, criticó el enviado especial de la ONU para Líbano, Jan Kubis, en Twitter.

Las investigaciones se han saldado hasta el momento con cerca de 20 detenidos. Entre ellos varios altos cargos de la autoridad del puerto de Beirut por su presunta responsabilidad en el almacenamiento y mantenimiento de las cerca de 2.500 toneladas de nitrato de amonio que estallaron en el lugar.

El presidente Michel Aoun prometió que se esclarecerá lo ocurrido para que los responsables rindan cuentas. Sin embargo, rechazó a principios de octubre los decretos para el cese de tres destacados funcionarios imputados en el marco de las pesquisas.

Así, defendió que no podía hacerlo “hasta que no haya una decisión adoptada por parte del Consejo de Ministros”. El gobierno, que dimitió a raíz de las protestas, se encuentra en funciones a la espera de un acuerdo para la composición del nuevo Ejecutivo.

Las explosiones tuvieron lugar en un momento en el que Líbano atraviesa una grave crisis económica  y desencadenaron una nueva oleada de protestas. Las manifestaciones acabaron con la dimisión del primer ministro, Hasán Diab.

En este sentido, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia incidió en que los niños afectados siguen teniendo necesidades “graves”. Estos grupos requieren de un apoyo “fundamental” a medida que reconstruyen sus vidas. Además, hizo hincapié en la necesidad “urgente” de más fondos para los programas clave, incluido el de protección infantil.

Con información de el nacional