Julio Borges, comisionado para Asuntos Exteriores del presidente interino Juan Guaidó, aseguró que  da por cerrado el capítulo de las negociaciones y pidió al mundo libre más presión contra la dictadura de Nicolás Maduro.

«Lo que se abre ahora es lograr construir con mucha fuerza que el mundo libre siga apoyando a la democracia y al pueblo venezolano; y que el mundo libre incremente la presión sobre la dictadura», enfatizó en una declaración.

El delegado de Guaidó, que reside en Bogotá, dijo que «quien cierra, quien agota y quien suspende» el proceso de negociación es el régimen.

Maduro suspendió el 7 de agosto las negociaciones en Barbados en vista de que Guaidó «promueve y apoya» las sanciones del gobierno de Estados Unidos.

Por eso, Borges culpó a Maduro de que las conversaciones «no hayan llegado a un desenlace feliz, a un desenlace democrático».

En su opinión, ahora se abren dos caminos: el primero es que «la presión termine fracturando a la dictadura», y que haya «un desenlace que es totalmente deseable y posible». El segundo es que la «presión sea tan fuerte que los obligue a negociar una transición».

«Esta presión que estamos convocando tiene como destino incrementar la presión sobre Cuba y Venezuela», subrayó.

Piden ayuda a la UE

Tras el fracaso de los diálogos, Borges considera que la Unión Europea «fue clara» al asegurar que si la negociación de Barbados «no llegaba a un desenlace democrático vendría entonces una mayor presión a la dictadura».

«Queremos formalmente pedirle a Europa y al mundo libre en la Asamblea de la ONU asumir con mucha fuerza la necesidad de presionar aún más a la cúpula de la dictadura. Presionar a los testaferros, a los familiares, para que podamos tener un desenlace democrático en Venezuela», manifestó.

También pidió incluir a Cuba en esa presión internacional, pues considera que la isla «es el centro de gravedad de lo que sucede en Venezuela. Es el verdadero gobierno dictatorial en Venezuela es quien ejerce la represión, la violencia, la tortura sobre Venezuela y las Fuerzas Armadas».

Con información de El Nacional