VIENA (Reuters) – Irán comenzó a instalar centrífugas más avanzadas y está trabajando en enriquecimiento de uranio con ellas pese a que lo tiene prohibido por su acuerdo nuclear con las principales potencias occidentales, dijo el lunes el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

El pacto de 2015 le permite a Irán producir uranio enriquecido con poco más de 5.000 de sus centrífugas IR-1 de primera generación. Para investigaciones puede usar muchas menos centrífugas avanzadas, pero sin acumular uranio enriquecido.

En respuesta a las sanciones que le impuso Estados Unidos desde que se retiró del acuerdo, Irán ha estado incumpliendo los límites a sus actividades atómicas. La semana pasada, la república islámica declaró que violaría los límites del acuerdo en investigación y desarrollo.

Un portavoz del OIEA dijo que Irán le había informado que estaba haciendo modificaciones para acomodar cascadas de 164 de las centrífugas IR-2m e IR-4. Cascadas del mismo tamaño y tipo fueron desechadas bajo el acuerdo.

Los inspectores del organismo de control nuclear de la ONU han verificado que se han instalado o se están instalando cifras menores de varias centrífugas avanzadas, agregó el portavoz.

“Todas las centrífugas instaladas habían sido preparadas para la prueba con UF6”, aunque ninguna de ellas estaba siendo probada con UF6 los días 7 y 8 de septiembre, indicó el portavoz, sobre la materia prima de hexafluoruro de uranio que usan los artefactos.

Agregó que Irán le había dicho a la agencia que modificaría las líneas de centrífugas de investigación para la producción de uranio enriquecido, lo que no está permitido bajo el acuerdo.

En un informe confidencial a los estados miembros, el OIEA también dijo que Irán había hecho esas modificaciones en algunas líneas.

Con información de Reuters