El Día internacional de la eliminación de la violencia contra las mujeres terminó con momentos de tensión entre manifestantes y policías de México y Chile


(Caracas, 26 de noviembre de 2020).- El Día Internacional contra la Violencia de Género se celebra el 25 de noviembre en conmemoración a las hermanas Mirabal (Patria, Minerva y María Teresa), que fueron tres activista políticas de los años 50 de la República Dominicana. Aunque, no fue hasta el año 2000, cuando la ONU oficializó el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

La Marcha que se dio a cabo este 25 de noviembre,  fue convocada por agrupaciones y sindicatos para reclamar igualdad y el fin de los feminicidios en México y Chile, donde más de 10 mujeres son asesinadas al día.

En los momentos previos a la salida de las marchas, en las plazas conocidas y recurridas de las ciudades de dichos países, se fueron reuniendo mujeres de todas las edades, madres de víctimas de feminicidio, activistas, colectivos y sindicatos.

El movimiento feminista se apoderó de las calles, bajo un sol sofocante en donde una marea de mujeres empuñaron sus carteles con consignas feministas.

En Chile, La marcha se desarrolló de forma pacífica en su mayoría, se vivió con expectación al no contar con el permiso de la Intendencia Metropolitana, por temor a ser reprimida por la Policía como ocurre con la mayoría de las manifestaciones convocadas.

Por otro lado, en México el movimiento se vio con más fuerza con la gran agrupación de mujeres, algunas madres de víctimas de feminicidios y activistas que subieron a un pequeño escenario a reclamar al Gobierno por la precaria protección de las mujeres.

Sin embargo, un grupo que intentó entrar a la Catedral Metropolitana en México, fue encapsulado, lo que generó tensión; conllevando así,  a que otras manifestantes corrieran hacia al Palacio Nacional, lugar en el que se hallaban  policías y vallas bloqueando el acceso, que luego fueron levantadas

Las mujeres se acercaron a los elementos de seguridad, que respondieron hasta encapsularlas, por lo que tuvieron que huir de la zona tanto manifestantes como periodistas y personal mediador.

Aunque por un momento se calmó el ambiente, pronto se reavivó la tensión, se intensificaron los gritos de las encapuchadas y la Policía lanzó petardos contra las manifestantes provocando heridas a varias.