El gobierno chileno anunció este día miércoles 30 de septiembre que no realizará la cumbre de líderes del Foro de Cooperación del Asia – Pacífico, (APEC), como también de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, (COP25),  debido al estallido social que desencadenó por el aumento de la tarifa del pasaje del metro se convirtió en un motivo de protestas ante el sistema económico que afecta a un país con un alto nivel de desigualdad social.

Esta ha sido una decisión muy difícil, una decisión que nos causa mucho dolor, porque entendemos perfectamente la importancia de la APEC y de la COP25 para Chile y para el mundo

Sentimos y lamentamos profundamente los problemas e inconvenientes que los problemas de esta decisión significará para ambas cumbres.

Así anunció la decisión de no organizar dichas cumbres el presidente Sebastián Piñera, en uno de los patios del Palacio presidencial de La Moneda, en la ciudad de Santiago según reseñó Reuters.

Las mencionadas cumbres de APEC Y COP25 debían realizarse los días 11 y 17 de noviembre y del 2 al 13 de diciembre respectivamente.

Esta cumbre de APEC, esperaba congregar a más de veinte líderes mundiales, entre los cuales se encuentran dos de los líderes de las grandes potencias económicas como los son Estados Unidos y China. Sin embargo, el gobierno chileno considera necesaria esta decisión porque desde hace trece días el país suramericano se encuentra sumergido en una serie de protestas que han conllevado a 18 fallecidos, varios heridos y detenidos como millones de dólares en daños ocasionados. Es importante resaltar que este estallido social es el más grande en décadas, desde la caída de la dictadura impuesta por Augusto Pinochet en el año 1990.

Según reseña Reuters, ante esta repentina cancelación, Patricia Espinosa,  secretaria ejecutiva de la ONU sobre el cambio climático, indicó que se está en la busca de un país anfitrión para ser sede de esta cumbre.

Por los momentos se están barajando los posibles  países que se encuentran en la lista de opciones, como Nueva York en Estados Unidos y Ginebra en Suiza, para servir de sede de esta cumbre.