España ha sufrido la tercera tasa de mortalidad más alta del mundo después de Estados Unidos e Italia

Otras 325 personas murieron de COVID-19 en España en un ligero aumento de la cifra diaria, elevando el número total de víctimas a más de 24.000, dijo el gobierno el miércoles.

A pesar del aumento de la cifra del martes de 301, fue el sexto día consecutivo que la cifra ha estado por debajo de 400 en España, que ahora ha perdido 24.275 vidas como resultado del coronavirus, reseñó AFP.

El número de personas que se han recuperado del virus aumentó en 6.399 en las últimas 24 horas, en lo que fue un récord diario desde el comienzo de la epidemia, elevando la cifra total a 108.947.

España ha sufrido la tercera tasa de mortalidad más alta del mundo después de Estados Unidos e Italia, pero los expertos creen que la epidemia alcanzó su punto máximo el 2 de abril, cuando 950 personas murieron en 24 horas.

Desde entonces, el número de víctimas ha ido disminuyendo gradualmente, y durante el fin de semana, el gobierno actuó para facilitar uno de los cierres más estrictos del mundo, permitiendo que los niños salieran una hora al día por primera vez en seis semanas.

Se esperan más medidas de alivio el 2 de mayo, cuando se permita al resto de la población salir a caminar o a hacer ejercicios solos, y el gobierno revelará un plan de cuatro fases para salir del encierro a finales de junio.

Las últimas cifras muestran que España ha contabilizado hasta ahora 212.917 casos de COVID-19, la segunda cifra más alta del mundo, aunque el Ministerio de Sanidad sólo registra los casos confirmados por pruebas.

Hasta finales de la semana pasada, el gobierno también incluía las cifras de los que se ha demostrado que han desarrollado anticuerpos.

Con información de NTN24