(04 de diciembre de 2020).- El enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, solicitó  al gobierno electo de Biden, este jueves, que use la influencia que ha obtenido e imponga duras sanciones para sacar del poder a Nicolás Maduro.

Abrams manifestó durante una entrevista con Reuters, que había un fuerte consenso bipartidista en Washington sobre la necesidad de mantener la presión en el Gobierno venezolano.

También añadió que siempre le ha preocupado que el nuevo gobierno de Estados Unidos pueda “relajar ante Maduro”, sin embargo, aseguró que no ha visto señales de eso en Joe Biden y sus equipo.

El enviado especial, también anunció que pueden añadir otras sanciones contra cualquiera que fuese responsable de “fraude electoral” en las futuras elecciones parlamentarias de este domingo, 06 de diciembre, y reiteró que EEUU opina que estas elecciones serán “una farsa”.

Tenemos mucha influencia, deberíamos usarla. Mi consejo político a Biden no sería un regalo para Maduro”, dijo Abrams.

Además, el diplomático reafirmó, que el gobierno de Donald Trump seguirá reconociendo a Juan Guaidó como el presidente interino legítimo de Venezuela y que se espera que otros países también lo reconozcan luego de las elecciones del domingo.

No quiero que eso se tome como una reducción en el apoyo a Guaidó, a quien apoyamos completamente y que creemos que ha hecho un trabajo realmente asombroso en las circunstancias más difíciles”, expresó Abrams.