El Pentágono anunció que debilitarán la capacidad de Hezbolá para perpetrar ataques contra las fuerzas de la coalición

EEUU-IrakEstados Unidos bombardeó cinco bases de la milicia islamista Hezbolá iraquí en Irak y Siria, anunció el Pentágono este domingo, dos días después de la muerte de un estadounidense en un ataque con cohetes contra una base militar del norte de Irak.

Esos bombardeos realizados “en respuesta a los repetidos ataques de Kataeb Hezbolá (KH) contra bases iraquíes que acogen a las fuerzas de la operación Resolución Inherente (contra el grupo yihadista Estado Islámico) (…) debilitarán la capacidad de KH para perpetrar ataques contra las fuerzas de la coalición”, declaró el portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, en un comunicado.

Tres de las instalaciones bombardeadas se encuentran en Irak y las otras dos, en Siria, explicó Hoffman. Se trata de lugares de almacenamiento de armas o de bases de KB, una de las facciones proiraníes del Hashd al Shaabi, una coalición de paramilitares formada para luchar contra los yihadistas, integrada ahora en las fuerzas de seguridad iraquíes.

El portavoz del Pentágono acusó al movimiento proiraní de lanzar el viernes más de 30 cohetes contra la base militar iraquí de Kirkuk (norte), matando a un subcontratista estadounidense e hiriendo a cuatro militares del mismo país y a dos soldados iraquíes.

Estados Unidos prometió hace poco “una respuesta firme” ante la multiplicación de los ataques contra sus intereses en Irak.

Hoffman recordó que el Hezbolá iraquí “tiene vínculos estrechos” con la fuerza de élite Quds iraní e instó a Teherán y sus aliados a “cesar sus ataques contra las fuerzas de Estados Unidos y de la coalición internacional (antiyihadista) y a respetar la soberanía de Irak para evitar cualquier acción defensiva adicional de las fuerzas estadounidenses”.

“La coalición se encuentra en Irak por invitación del gobierno iraquí para garantizar la derrota duradera del grupo Estado Islámico y proporcionar consejos y asistencia al ejército iraquí”, añadió el portavoz.

“Estados Unidos y sus socios de la coalición respetan plenamente la soberanía de Irak y apoyan un Irak fuerte e independiente. Pero Estados Unidos no renunciará a ejercer su derecho a la autodefensa”.

Con información de NTN24