14 may (Reuters) – Los pacientes a los que se les dio el medicamento contra la malaria que el presidente Donald Trump pregonó como posible tratamiento para la enfermedad COVID-19 no mejoraron significativamente respecto a los que no lo hicieron, según dos nuevos estudios publicados en la revista médica BMJ el jueves.

Ninguno de los dos ensayos tuvo un con grupo de control con placebo, que se considera el estándar de referencia para los estudios clínicos.

En un ensayo aleatorio de 150 pacientes con COVID-19 de leve a moderado en China, los investigadores concluyeron que los pacientes que tomaron hidroxicloroquina no mejoraron significativamente más rápido que los que no fueron tratados con el fármaco. Los eventos adversos también fueron mayores en los pacientes que recibieron el medicamento contra la malaria.

Un estudio observacional de pacientes en Francia determinó que el fármaco no reducía significativamente la admisión a cuidados intensivos o la muerte en pacientes hospitalizados con neumonía por COVID-19 que requerían oxígeno. COVID-19 es la enfermedad causada por el nuevo coronavirus.

La demanda de hidroxicloroquina aumentó después de que Trump la promocionara a principios de abril, y desde entonces los organismos reguladores de Estados Unidos han autorizado su uso de emergencia para pacientes con coronavirus.

Sin embargo, no se ha demostrado la eficacia de la droga contra la enfermedad. Además, la Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos ha advertido contra el uso de la hidroxicloroquina en pacientes con COVID-19 fuera del hospital o de los ensayos clínicos debido al riesgo de que se produzcan graves problemas de ritmo cardíaco.

Con información de Reuters