CIUDAD DE MÉXICO, 10 dic (Reuters) – Los diputados y senadores mexicanos aprobaron en menos de 24 horas una reforma al sistema local de pensiones que impulsa la prestación por jubilación y rebaja el tiempo de cotización de los trabajadores.

El actual sistema ha sido cuestionado por el bajo rendimiento que otorga a los empleados, además de que expertos han advertido que es una especie de bomba de tiempo por el creciente aporte del Estado, poniendo en riesgo las finanzas públicas, la inflación y el empleo formal.

La minuta recibió el miércoles el visto bueno de la Cámara de Diputados y horas después el del Senado, entre quejas de la oposición porque el partido oficialista Morena y sus aliados, mayoría en las votaciones, no aceptaron ninguna reserva ni modificaciones al proyecto.

La reforma reduce a 1,000 desde 1,250 el número de semanas de cotización para gozar de las prestaciones por vejez e incrementa a partir de 2023 la aportación a la cuenta de retiro de los trabajadores de un 6.5% a un 15%.

La iniciativa, que también aumenta el monto de la pensión garantizada que se otorga a los empleados, fue lanzada en julio por el Gobierno, y en los últimos días el presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a los senadores y diputados apurarse para aprobarla.

Con información de reuters