WASHINGTON, 12 ago (Reuters) – La ruptura de las conversaciones entre la Casa Blanca y los principales demócratas del Congreso sobre cómo ayudar a decenas de millones de estadounidenses que sufren por la pandemia de coronavirus entró en su quinto día el miércoles, sin que ninguna de las partes esté preparada para reanudar las negociaciones.

El secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, dijo que puede que no haya un acuerdo al que llegar con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, cuando hay más de 5,16 millones de casos de COVID-19 en Estados Unidos.

Pelosi dijo que las partes estaban a “kilómetros de distancia” con un “abismo” entre ellos.

La pandemia mundial ha sido particularmente dañina en Estados Unidos, donde ha matado a más de 164.000 personas, más que en ningún otro país, y ha dejado sin empleo a decenas de millones de trabajadores, que ahora han visto un nuevo golpe después de que el mes pasado expiró un aporte adicional de 600 dólares semanales por desempleo.

El Congreso ya ha aprobado alrededor de 3 billones de dólares en ayuda para familias, hospitales, trabajadores de la salud, gobiernos estatales y locales, investigación y pruebas de vacunas.

Las conversaciones sobre un nuevo paquete se rompieron el viernes pasado después de que los demócratas ofrecieron reducir su demanda de más de 3 billones de dólares en ayuda adicional en alrededor de 1 billón de dólares, si la Casa Blanca accedía a llegar a una cantidad similar desde una propuesta inicial de 1 billón de dólares de los republicanos.

Los puntos de conflicto incluyen la cantidad de ayuda por desempleo, los aportes a los gobiernos estatales y locales, el dinero para la reapertura de las escuelas y otros asuntos.

Cuando se le preguntó si el acuerdo era todavía posible, Mnuchin dijo a Fox Business Network: “No puedo especular. Si los demócratas están dispuestos a ser razonables y hay un compromiso. Si los demócratas están enfocados en la política y no quieren hacer nada que vaya a tener éxito con el presidente, no habrá un acuerdo”.

Pero Pelosi reiteró los llamamientos demócratas para que la Casa Blanca “se acerque a un punto medio”.

“Hasta que estén listos para hacerlo, no sirve de nada sentarse en una habitación y dejar que nos digan que los estados deben ir a la bancarrota”, dijo a MSNBC. “Por un asunto práctico, van a tener que venir a la mesa”.

Con información de Reuters