Corea del Norte cerró sus fronteras con China y Rusia, estrategia que según diplomáticos y expertos, es la mejor manera de proteger un país

Corea del Norte anunció un arsenal de medidas “extraordinarias” para protegerse de la epidemia de coronavirus, que van desde consignas de higiene transmitidas por altavoces en las calles hasta el confinamiento de diplomáticos extranjeros en sus embajadas.

El régimen autoritario dirigido desde hace siete décadas por la dinastía de los Kim reforzó todavía más el control de su población para hacer frente a este virus que preocupa especialmente en Asia, reseñó la agencia AFP.

El país cerró sus fronteras con China y Rusia, una estrategia de aislamiento que, según diplomáticos y expertos, es la mejor manera de proteger un país con muy malas infraestructuras sanitarias para atender a enfermos.

Ahora todas las personas que llegan a Corea del Norte tienen que seguir un periodo de aislamiento de 30 días.

Con información de NTN24