Rafael Correa tendrá que responder ante la justicia por supuestamente haber financiado su campaña para las presidenciales de 2013 con sobornos

Este lunes inicia en Ecuador el juicio contra el expresidente Rafael Correa y otros miembros de su administración por supuestos casos de corrupción con la empresa brasileña Odebrecht.

El exmandatario tendrá que responder ante la justicia por supuestamente haber financiado su campaña para las presidenciales de 2013 con sobornos, reseña la agencia AFP.

El exmandatario (2007-20017) irá a juicio por cohecho, un delito imprescriptible por el que será juzgado en ausencia, ya que vive en Bélgica desde que dejó el cargo.

Correa y otras 20 personas, entre ellos exfuncionarios de su administración y empresarios, serán enjuiciados por presuntamente recibir cerca de ocho millones de dólares de empresas, entre ellas la constructora brasileña Odebrecht, para las presidenciales de 2013 a cambio de la entrega de obras, informó la Fiscalía.

La fiscalía señaló en su cuenta en Twitter que dentro del denominado “caso sobornos”, registrado entre 2012 y 2016, la magistrada Daniella Camacho de la suprema Corte Nacional de Justicia (CNJ) resolvió que sean enjuiciados 21 de los 24 procesados inicialmente.

Correa ha calificado el proceso en su contra como una persecución política por parte del presidente Lenín Moreno.

De existir al final del juicio una sentencia ejecutoriada hasta noviembre de 2020, Rafael Correa no podrá postularse para ningún cargo en las elecciones legislativas y presidenciales de 2021 y esa inhabilitación política quedará vigente para el resto de su vida.

Con información de NTN24