Negro es el panorama que han dibujado esta mañana la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y su principal asesor científico para el Covid-19, Peter Piot. Una situación muy grave, que va a empeorar en las próximas semanas, y con las vacunas como alternativa a largo plazo, pero que nadie piensa en ellas como un “efecto milagroso”. Aún tardarán, para abril según el cálculo más optimista, y veremos su efectividad. “Son una luz al final del túnel”, dice Von der Leyen, pero llevarán su tiempo.

Mientras esperamos las vacunas, Bruselas plantea utilizar a fondo los test rápidos, los de antígenos, menos fiables que los PCR, pero que ofrecen resultados con mucha más rapidez y son más baratos. Por ello, la Comisión Europea destina 100 millones de euros a la compra de estos test. “Pueden jugar un papel importante, y propondremos una aproximación a nivel de la UE para su aprobación y utilización”, dijo Von der leyen. Anteriormente, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel también había reclamado acelerar estos test de antígenos para su homologación y para garantizar su producción “a escala europea para que estén disponibles en todas partes”. Michel ha colocado los test rápidos como uno de los grandes temas de la videoconferencia de los jefes de gobierno de la UE de mañana.


“Todos los datos apuntan a una fuerte expansión del virus en toda Europa. Nos encontramos en lo más hondo de la segunda oleada”


“La situación del Covid-19 es muy grave. Todos los datos apuntan a una fuerte expansión del virus en toda Europa. Nos encontramos en lo más hondo de la segunda oleada. Solo la semana pasada se alcanzó una cifra de un millón e infecciones confirmadas. En las próximas semanas estas cifras van a seguir aumentado y muy rápidamente”, ha dicho Von der Leyen en la presentación de sus nuevas medidas contra la pandemia.

Von der Leyen advierte que afrontamos dos enemigos, el virus como tal y la fatiga de los ciudadanos, que están viendo forzado su estilo de vida desde la primavera para frenar la pandemia. Pero resaltó, que seguimos dependiendo de nosotros mismos para afrontar el Covid-19. Una interpelación tanto a los ciudadanos directamente como a los jefes de gobierno que mañana se reúnen por videoconferencia y a los que pide más coordinación.


Von der Leyen advierte que afrontamos dos enemigos, el virus como tal y la fatiga de los ciudadanos


Precisamente, en la carta enviada por el equipo de Charles Michel a los 27 gobiernos sobre esta cumbre, se plantea como gran tema de la reunión avanzar colectivamente en estos test rápidos, que pueden servir tanto para el trato de la pandemia en cada país, como para su uso en los viajes internos en la Unión Europea. Otro de los puntos que discutirán son los criterios para distribuir las vacunas cuando estén disponibles, y de manera más inmediata, coordinar la asistencia mutua entre los distintos países.

Con información de la vanguardia