SÍDNEY, 29 oct (Reuters) – Un organismo regulador de Australia ha presentado una demanda contra Google, del grupo Alphabet, acusándolo de no informar debidamente a los usuarios de teléfonos inteligentes sobre el método de recopilación y el uso que hace de los datos de localización personal, lo cual supone un nuevo paso en la campaña global por regular a las mayores empresas tecnológicas del mundo.

La Comisión Australiana de Competencia y Consumo (ACCC, por sus siglas en inglés) comunicó que la filial australiana de Google no informó durante casi dos años a los usuarios de su sistema operativo Android que debían desactivar dos ajustes del sistema y no solo uno en caso de que no quisieran que la compañía almacenara su información.

“La manera de proceder de Google hizo que los usuarios entendieran que los datos personales sobre su ubicación no estaban siendo recopilados por Google, cuando en realidad se estaban obteniendo datos personales”, escribió la ACCC en un documento judicial el martes que publicó en su sitio web.

“La información engañosa proporcionada por Google supuso que los usuarios no pudieron tomar una decisión suficientemente informada.”

Un portavoz de Google dijo que la compañía se defenderá de estas acusaciones, que está revisando las alegaciones de la ACCC y que continuará colaborando con el regulador.

La demanda es la primera de varias que la ACCC dijo que instará contra las filiales locales de compañías tecnológicas globales como Google y Facebook, para las cuales pidió leyes más estrictas en relación con la privacidad y el intercambio de contenidos.

Con información de Reuters