(Caracas, 3 de noviembre de 2020).- El huracán Eta de categoría 4, pasó este martes por el noreste de Nicaragua como una fuerte tormenta con vientos sostenidos de hasta 240 kilómetros por hora, amenazando también con llegar a Honduras y a otros países de América Central y el Caribe.

La mañana de este martes, la tormenta se llevó techos de casas y derribó árboles en la ciudad de Puerto Cabezas, una de las regiones más pobres de Nicaragua. Dicha tormenta tiene el potencial de ser uno de los peores eventos de inundación que ha visto Nicaragua desde el huracán Mitch en 1998, que mató a más de 10.000 personas, expresó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC).

Los países amenazados se encuentran tomando las medidas preventivas necesarias dado que el NHC pronostica que Eta puede causar fuertes marejadas y vientos, inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra que entrañan peligros mortales.

El gobierno nicaragüense aseguró que 20.000 ciudadanos de la región caribeña abandonaron sus hogares y se encuentran refugiados en iglesias, escuelas y casas más seguras de familiares.

Honduras declaró alerta roja en cinco de los departamentos del país y las autoridades de protección civil aseguran estar preparadas con más 54.000 kilos de alimentos para atender a los afectados.

El Salvador declaró la misma alerta a nivel nacional por la emergencia. El ministro de Gobernación, Mario Durán, escribió en sus redes: “Todas las Instituciones públicas estarán volcadas a la ejecución del plan del Sistema Nacional de Protección Civil. El resguardo y protección de la vida de los salvadoreños es prioridad uno”.

Si Eta alcanza la categoría 5, será el segundo huracán del Atlántico de esa fuerza registrado en noviembre, además será la primera categoría 5 en azotar Nicaragua desde Félix en 2007.

Se espera que la marejada ciclónica potencialmente mortal a lo largo de la costa de Nicaragua esté hasta 6,4 metros por encima de la marea normal. Vientos extremadamente fuertes impactarán áreas desde la costa hacia las montañas.