(Caracas, 19 de noviembre de 2020).-Taylor Swift confirmo que es libre de grabar sus primeras canciones, luego de una difícil batalla legal.

Todo comenzó en 2019, con la venta de la compañía discográfica Big Machine Label, que le pertenecía a la cantante en un principio y la cual vendió por 300 millones de dólares al productor Scooter Braun.  Dentro de esa venta estaban incluidos los primeros sencillos de Swift.

Algunos de los discos de la artista que estaban en disputa son “Taylor Swift” (2006), “Fearless” (2008) y “Speak Now” (2010). 

Por este motivo, el año pasado Taylor Swift hizo una petición especial en el programa “Good Morning”, solicitó a sus fans que por lo menos durante este año evitaran escuchar las canciones de sus primeros discos, pues sus canciones no le pertenecían todavía desde el ámbito legal.

Esto ha hecho que los primeros días del mes de noviembre, de este año 2020, miles de fans usen el #TaylorIsFree para celebrar en las redes sociales que ahora la artista es libre de grabar sus sencillos nuevamente.