LONDRES, 13 jun (Reuters) – La reina Isabel de Reino Unido observó el sábado una ceremonia militar que respetó la distancia social en el Castillo de Windsor por la celebración oficial de su cumpleaños, después de que la pandemia del coronavirus obligó a cancelar el tradicional desfile de soldados por el centro de Londres.

Fue la primera aparición pública de la reina desde que el país entró en cuarentena a fines de marzo.

La monarca de 94 años observó una serie de ejercicios del Primer Batallón de los Guardias Galeses en el patio del castillo, en lugar del tradicional evento del desfile del estandarte (Trooping the Colour) para celebrar la ocasión.

La reina, quien ha estado viviendo junto a su marido el príncipe Felipe, de 99 años, en el castillo del oeste de Londres, ha emitido una serie de mensajes de ánimo a la nación en los últimos tres meses, incluidos discursos por televisión que han sido poco frecuentes durante sus 68 años de reinado.

Ella, sin embargo, no había sido vista en público hasta el sábado, cuando se vistió con un abrigo color jade y un broche de diamante de los Guardias Galeses para observar una ceremonia en la que se respetó la norma de distancia social de dos metros entre soldados y escuchar la música interpretada por la Banda de la División Doméstica.

Previamente esta semana, el Palacio de Buckingham divulgó una nueva fotografía de la pareja real para celebrar el cumpleaños de Felipe. También se canceló el saludo con armas que normalmente se realiza para la ocasión en Londres.

El cumpleaños real de la reina es el 21 de abril, pero la celebración oficial se realiza en junio.

Con información de Reuters