Michael Jordan donó dos millones de dólares de sus beneficios por la serie documental El último baile, disponible en Netflix, a los bancos alimentos locales de la ciudad de Chicago y de los estados de Carolina del Norte y Carolina del Sur. Con este gesto, el exjugador de baloncesto muestra su compromiso con los damnificados por la pandemia del coronavirus.

Según informa Variety, Jordan se embolsó entre tres y cuatro millones de dólares por su participación en la docuserie que dirige Jason Heir, ganadora del Emmy y que en Estados Unidos emitió ESPN. Con lo cual, el exjugador estaría donando entre la mitad o tres cuartas partes de sus beneficios por la serie de diez episodios.

“En estos tiempos difíciles y en un año de dificultades imposibles de imaginar debido al covid-19, es más importante que nunca hacer una pausa y dar las gracias”, declaró Jordan mediante un comunicado.

“Me enorgullece estar donando las ganancias adicionales de ‘El último baile’ a Feeding America y a los bancos de alimentos que tiene en las dos Carolinas y Chicago para ayudar a los más desfavorecidos”, agregó.

Feeding America agradeció el gesto de Jordan, así como también invitando a que más donantes y voluntarios aporten su granito de arena.

Por otro lado, Jordan también anunció previamente su intención de donar más partes de sus beneficios por la serie documental a Friends of the Children, ONG encargada de ayudar a niños en riesgo de exclusión social.

Recordemos, que Jordan informó en junio que apoyaría organizaciones que luchan por la igualdad racial, con un donativo de 100 millones de dólares en el transcurso de 10 años, lo publicó una representante del jugador Estee Portnoy.

Con información de El Nacional