A siete años de la muerte de Paul Walker, Meadow, su hija, decidió homenajear al actor. La joven de 22 años de edad publicó una serie de fotos en los últimos días, en las que recordó cómo fue su infancia junto a la estrella de Hollywood y lo consideró su “mejor amigo por siempre”.

“Un día tonto para recordar con tristeza”, publicó Meadow en sus redes sociales. “Hoy es una celebración del amor y la felicidad que trajiste al mundo. Aquí hay una foto de mi mejor amigo y yo durmiendo la siesta”. En la imagen, la joven (que entonces tenía alrededor de 11 años) está descansando en los brazos de su papá.

En los últimos días Meadow recordó a Walker en varias ocasiones y así lo manifestó en Instagram. “Por siempre mi mejor amigo”, escribió en otra foto vintage en la que se los ve juntos.

Paul Walker

Recordado por su afición a las carreras de autos y a la velocidad (de hecho, uno de sus papeles más recordados fue el que interpretó en la saga Rápidos y furiosos), la muerte del actor sorprendió al mundo. Walker iba en el asiento del acompañante de un Porsche rojo cuando el vehículo chocó contra un poste de luz y un árbol y se incendió. Siete años después de este fatídico desenlace, el recuerdo de este actor permanece entre sus colegas y amigos pero, sobre todo, en la memoria de su hija.

Un año antes de su muerte, Meadow, que había pasado la mayor parte de su infancia viviendo con su madre en Hawái, decidió mudarse a California y vivir con su papá. Durante ese tiempo, los dos construyeron una relación muy cercana. “Le encantaba ser padre”, le dijo Cody Walker, hermano de Paul, a People. “Estaba muy orgulloso de ella”.

Paul Walker nació en California, sus padres Paul Walker y Cheryl Walker, una modelo, se separaron en 2004.  El actor creció junto con sus hermanos Caleb, Cody, Ashlie y Amie.  Su abuelo fue campeón de boxeo, según IMDb.

Con información de El Nacional