Un nuevo ciclo musical. Eso es lo que promete Rifreshel segundo álbum de Mau y Ricky. El respeto y la admiración entre ellos ha sido clave para los días difíciles.

Descubrir esa gran fórmula a lo largo de los años, en la que ambos conocen cuáles son sus límites y darse ese espacio cuando el otro lo necesita, ha aportado significativamente en su éxito como dúo musical.

Mau, aseguran, es el líder de Ricky y Ricky es el líder de Mau. Cada uno en sus diferentes roles demuestra que para que un grupo funcione no necesita de un solo líder, sin permitir que el ego lacere esa relación de hermandad y de equipo.

“Cuando uno reconoce que uno no necesariamente es el mejor, es cuando uno logra llegar más lejos. Mi hermano y yo hemos descubierto cuáles son los roles de cada uno. Siento que Ricky no solo es mejor que yo en las áreas creativas. Él tiene una intensidad y un fuego, casi como si fuese una locomotora. Él me lleva a mí a todos los lados, él empuja y gracias a la intensidad de Ricky es que hemos logrado muchas de las cosas que hemos logrado”, dice Mau, quien dice encargarse de que el tren no se descarrile de una manera que estén claros de cuál es la visión y propósito de ambos.

“Cuando empezamos a hacer el álbum, quisimos romper todo tipo de esquemas, uno de ellos haciendo un disco que no tuviera ningún tipo de colaboración, sino que hablara de sonidos e historias diferentes, porque sabíamos que de alguna manera era empezar de nuevo”, agregó Ricky.

En este disco no tienen colaboración. Explican que la decisión se tomó porque venían de hacer muchas colaboraciones y sintieron que era necesario hacer este disco solos. “Sentíamos que el sonido que estamos haciendo quizá no puede vivir dentro de otros artistas. Es algo muy distinto. Hay canciones que son bastantes distintas de lo que es el urbano o el pop. Creo que hay una canción que escribimos con Camilo antes de la cuarentena que se quedó para el disco. No pudimos hacer mucho con Cami porque él estaba a full con su álbum y con toda la promo. No pudimos coincidir. Solo hay un tema en el disco en el que participamos juntos en la composición”, comentó Ricky.

Para los cantantes y compositores también de otras estrellas, que han popularizado temas de su autoría, como Becky G, Ricky Martin, Thalía y Juanes, el tiempo de pandemia no solo sirvió para dedicarse a la creación de su segundo disco. Sino que estar tanto tiempo en casa fue idóneo para nutrir sus vínculos familiares y replantearse varias cosas.

“Yo no soy la misma persona que era en marzo en muchos sentidos. Estoy orgulloso del crecimiento profesional y artístico que hemos tenido, más que todo el crecimiento personal y espiritual. Somos mejores personas. Ha sido una bendición poder tener tiempo para crear y hacer un disco desde cero sin tener que estar haciéndolo mientras estás de gira. Muchas veces pasa que los artistas empezamos a escribir canciones y grabarlas entre conciertos y no tienes el tiempo de sentarte y explorar hacer un trabajo completo. En un viaje de principio a fin, tienes distintas inspiraciones en distintos lugares y países, no tiene algo como congruente. Tuvimos la oportunidad de hacer eso. Hemos crecido mucho personal y espiritualmente, que me emociona”, dijo.

Luego de un 2019 lleno de trabajo, en donde realizaron al menos 101 presentaciones, 2020 sirvió para hacer esa renovación necesaria para continuar, y aventurarse a explorar una propuesta diferente en la que buscaron cuáles eran esos sonidos con los que crecieron, esas influencias de lo urbano que les formó, así como el rock and roll, el rap anglosajón y la música de los 80.

Los cantantes aseguran que el disco Rifresh, se escribió para que fuera un escape de lo que está pasando y buscaban refrescar su sonido.

“Empezamos a hacerlo en abril y ya estábamos encerrados. Estábamos haciendo música y uno de los propósitos era que se convirtiera en refugio para la gente, pero mientras lo hacíamos se convertía en refugio para nosotros mismos”, dijo Mau.

Con información de El Nacional