La mansión de Marc Anthony fue bautizada por la tataranieta de Bacardí como Villa Costanera y ella también quiso venderla por 27 millones de dólares en 2016 pero al no encontrar comprador, fue bajando el precio hasta los 19 millones, cifra por la que la adquirió finalmente el exmarido de Jennifer López en 2018 (quien vive en la misma calle junto a su actual prometido, el exjugador de los Yankees Alex Rodríguez).

El spa alicatado de azulejos azules y amarillos en el exterior.

Villa Costanera es una obra maestra de estilo italiano inspirada en la Costa de Amalfi y está ubicada en las islas Cocoplum, cerca de Miami. La parte trasera de la propiedad da a una pradera de 150 metros ajardinados y salpicados de palmeras, y con salida a un muelle con acceso al mar.

La propiedad, en esquina, tiene una extensión de 5.000 m2, de los que 1.580 m2 son habitables y están distribuidos en tres edificios principales, dos conectados por un amplio pasillo bordeado con puertas francesas, y un tercero separado de los otros dos por un patio adoquinado. Una amplia piscina exterior y climatizada con arcos en forma de columnata y un spa alicatado de azulejos azules y amarillos completan la zona exterior de ocio. La villa alberga un total de 12 dormitorios, 13 cuartos de baño y dos aseos. La suite principal, con balcón, incluye una sala de estar con chimenea y dos baños.

La suite principal, con balcón, incluye una sala de estar con chimenea y dos baños.

También dispone de dos cocinas, una de estilo italiano y madera noble, con islas dobles y comedor de bancos corridos integrado y otra cocina de verano al aire libre. Un ascensor, una bodega oculta en las catacumbas de la casa, gimnasio y habitaciones para invitados y personal de servicio, aportan lujo a la villa en la que predominan los techos de estuco blanco y terracota.

El diseño de la casa se encargó a Rafael Portuondo, conocido como uno de los mejores diseñadores de arquitectura clásica en América, quien decidió hacer tanto las puertas como las ventanas de la propiedad arqueadas y artesonar todos los techos, consiguiendo que la luz natural inundase todas las estancias.

Cocina de estilo italiano y madera noble, con islas dobles y comedor de bancos corridos integrado.

El Rey de la salsa, que lleva más de 12 millones de discos vendidos y que sigue cosechando éxito con su último álbum “Opus”, posee varias propiedades; una de ellas en el prestigioso complejo Casa de Campo de República Dominicana y otra en Long Island, Nueva York -su lugar de nacimiento- y ahora ésta de Coral Gables que, según el portal realtor.com, no tardará en venderse más de 90 días porque, desde el confinamiento mundial, es una zona muy demandada. Así que Marc Anthony, debe estar a punto ya de vender su casa de aires mediterráneos con salida al Pacífico.

Vista aérea desde arriba de Villa Costanera.

Amplia sala de estar, en la que predominan los tonos claros.

Amplia piscina exterior y climatizada con arcos en forma de columnata.

Con información de: Expansión fuera de serie