Tras varios meses, por fin Lashana Lynch confirmó que luego de Daniel Craig, ella se pondrá los zapatos del Agente 007.

En una entrevista que concedió a Harper’s Bazaar, la actriz de Capitana Marvel despejó las dudas y su personaje Noemi será quien tome el lugar de James Bond (Daniel Craig) del MI6 en la nueva película del que tiene licencia para matar: No Time to Die.

Lashana Lynch se mostró consciente de que su elección generará controversia y se pondrán sobre la mesa temas de racismo y misoginia.

“Yo soy una mujer negra, si hubiera sido otra mujer negra para el papel, hubiera sucedido la misma conversación. Hubiera recibido los mismo ataques, el mismo abuso. Simplemente tengo que recordarme a mí misma que la conversación sucede y que soy parte de algo que será muy, muy revolucionario”, aseguró.

La nueva película de James Bond tenía previsto ser estrenada a inicios de año; sin embargo, la pandemia del covid-19 hizo que se pospusiera su llegada a las salas de cine varias veces; por ello la producción decidió posponerla hasta 2021, año en que se verá por última vez a Craig en los zapatos del Agente 007.  Cada mes de retraso de James Bond: No time to die cuesta un millón de dólares

Sobre llevar a una mujer al papel del galán agente que usa también su físico para atraer al sexo opuesto y así obtener lo que necesita en alguna de sus aventuras, Lynch ve esta oportunidad para darle una vuelta a los temas que han existido en la franquicia.

No Time to Die tendrá lugar varios años después de los eventos de Spectre. Bond sale de su retiro para frenar a un villano llamado Safin, interpretado por Rami Malek. Y ya se ha podido ver algo de interacción entre la nueva 007, Nomi -el personaje de Lynch-, y el Bond de Daniel Craig. Tal como han revelado las imágenes, la relación entre el viejo 007 y la nueva 007 será de competitividad.

“No quería desperdiciar una oportunidad cuando se trataba de lo que Nomi podría representar. Busqué al menos un momento en el guion en el que los miembros de la audiencia negra asintieran con la cabeza, burlándose de la realidad, pero contentos de ver representada su vida real. En cada proyecto del que formo parte, sin importar el presupuesto o el género, la experiencia negra que represento debe ser 100% auténtica”, aseguró la intérprete.

La misma productora de No Time to Die, Barbara Broccoli, aseguró hace algunos meses que para ella lo más importante es la diversidad y por ello se apostó en cambiar la imagen del agente al servicio de la reina.

Con información de El Nacional