(Caracas, 06 de noviembre 2020)-. Isabel Pantoja se las ha visto negras con sus hijos, primero la adopción de su hija María Isabel Pantoja Martín, no ha sido nada fácil, el mismo Expresidente Alberto Fujimori, puso a la niña en manos de Isabel en 1995 en Perú. Luego vivió el drama de la madre biológica queriendo contactarla.

El año 2018 su madre se quejaba de su comportamiento, las juergas nocturnas e idilios amorosos de su hija llegaron a los titulares, incluso planeaba escapar de su casa.  «Mi hija me está quitando la vida” aseveró Isabel Pantoja.

 Ahora es Francisco José Rivera Pantoja (Kiko) el que le ha dado la espalda.

El Dj asistió al programa “Sábado Deluxe” a confesar que se ha visto afectado económicamente por la pandemia del COVID-19, tiene adicción a las drogas y sufre de depresiónLa presentadora del programa María Patiño lo vio tan abatido que permitió una llamada de su madre para que lo consolara: “Te adoramos, nunca te vamos a dejar solo.  Ahora mismo, estamos en una pandemia, y casi nadie del mundo cultural, está trabajando.  Me lo tendrías que haber contado antes.”

Kiko se fue a su casa tranquilo, confiado en las palabras que le dijo su madre, pensando que la cantante pronto lo visitaría.  Pero nunca llegó.  Tres días después, le reclamó por las redes sociales su abandono.

A pesar de que su padre se fue muy pronto de su vida, el Dj pensaba que su voluntad había sido respetada, sin embargo, ha descubierto verdades que lo aterran.  Si depende de Kiko que se haga la voluntad de su padre, lo hará.

Las verdades que ha descubierto, han hecho que abra los ojos y sea otra persona.  Por esto le ha dado la espalda a su madre, dice Kiko.

Su madre es la persona más importante de su vida y donde Kiko, ha depositado la mayor confianza, pero ella lo ha traicionado. El malo de esta historia no es Kiko y pronto se sabrá la verdad.

Esto pica y se extiende. Esperamos que la familia supere estos problemas.