Kiko, el niño insoportable de El Chavo del 8 que fue emitida en 1971, hijo de Doña Florinda, quien lo malcriaba en la vecindad, sigue siendo admirado por este personaje que es uno de los entrañables de la serie mexicana creada por Roberto Gómez Bolaños.

Carlos Villagrán fue el actor que lo representó durante varios años y tras terminarse la serie en 1980, tuvo un circo con el que recorrió varios países de América Latina. Igualmente, vivió en Venezuela durante seis años y tuvo gran cercanía con Brasil, que visitaba con frecuencia.

Pero ahora, muy lejos de la actuación, quiere dedicarse formalmente a la política y este 10 de enero presentó su registro como precandidato a la gobernación de Querétaro, así como también a la alcaldía de la capital de este estado mexicano.

El actor lo hizo en representación del partido Querétaro Independiente y en los próximos días se decidirá cuál de las dos aspiraciones procede, según informó el diario mexicano El Universal.

“María Concepción Herrera, presidenta del partido, subrayó que será esta entidad la que determinará cuál de los dos registros procede, lo cual se sabrá el 8 de febrero”, agregó el periódico en su página web.

Villagrán, nacido en Ciudad de México el 12 de enero de 1944, dijo que su campaña se basa en la necesidad de combatir la inseguridad y disminuir la pobreza.

Famoso por sus frases de “cállate, cállate, que me desesperas” y “chusma, chusma”, y por usar siempre un traje marinero característico de su personaje, para su inscripción el actor llego con traje completo y tapabocas.

Con información de El Nacional