La estrella pop vuelve a sincerarse sobre su lucha con su salud mental.

Desde hace un tiempo, Justin Bieber ha sido muy abierto sobre sus demonios, pero esta vez nos llevó un poco más allá.

En su nuevo documental para YouTube Originals, Justin Bieber: Next Chapter, el intérprete de Sorry reveló lo bien que se siente hoy, luego de haber luchado con sentimientos tan oscuros y dolorosos que incluso lo hicieron pensar en el suicidio.

¿La cura? Ayuda profesional, su fe en Dios y Hailey Bieber.

Actualmente Justin y Hailey están tratando de vender su casa de Beverly Hills por 9 millones de dólares después de que compraron juntos una nueva casa de 25 millones en Beverly Park en agosto.

En enero, el cantante de Yummy le dio a Beliebers otra mirada a su vida personal a través de la serie documental Seasons. Ahí tocó temas como su enfermedad de Lyme, el abuso de drogas y la salud mental.

Justin dijo a las cámaras, “Hubo un momento en que bebía, tomaba pastillas, tomaba Molly, hongos, todo”.

Él atribuyó las luchas en parte a su inusual infancia en el centro de atención, y agregó, “Yo era joven, como todos en la industria y las personas en el mundo que experimentan y hacen cosas normales de crecimiento. Pero mi experiencia fue frente a las cámaras y tenía un nivel diferente de exposición. Tenía mucho dinero y muchas cosas “.

Con información de E online