Luego del reencuentro con dos de sus hijas (Antonella y Emily), el actor Jonathan Montengro habló sobre lo vivido y lo necesario que esto era para poder vivir feliz. Sin embargo, dejó por sentado que no está complacido al 100%, pues le hace falta ver a Sophia, fruto de su amor con Patricia Schwarzgruber.

En entrevista exclusiva para Ronda (vía telefónica), el venezolano contó (con lujos de detalles) cómo vivió esta experiencia, un encuentro que catalogó de «mágico» y «simple».

«Fue todo muy orgánico, natural, simple, no hubo complicaciones, pero sin duda fue mágico. Sentí que el tiempo se detuvo y trataba en lo posible de registrar cada gesto, cada sonrisa, el tono de su voz (…) Cuando tenga a mis tres hijas juntas seré definitivamente el hombre más feliz del mundo», comentó.

Al ser cuestionado sobre si este encuentro con Emily fue de mutuo acuerdo con su madre, Yelena Maciel, Montenegro aseveró que finalmente llegaron a entenderse.

«Por razones que prefiero no tocar se extendió ese encuentro a raíz de mi separación con Yelena. Lo importante es el ahora y que llegamos a entendernos Yelena y yo, ella como su mamá, yo como su papá y ella como nuestra hija en común. Hoy ya es una realidad y Emily disfruta ampliamente de su papá y de su hermana mayor», apuntó.

En cuanto a la reacción que tuvo Antonella, hija de la también actriz Juliet Lima, con su hermanita menor, Montenegro precisó que estaba babeada con ella.

«Su reacción fue de ‘hasta que yo no lo vea, no lo creo’, pero sin duda cuando ella vio a su hermana, era todo amor, estaba babeada por su hermanita que tanto quiere, que tanto adora, que tanto soñó con verla», dijo.

La historia de Jonathan Montenegro y sus tres hijas podría compararse con cualquiera de las telenovelas que protagonizó. La primera la tuvo con Juliet Lima, quien en ningún momento le quitó el poder de ser padre; la segunda con Patricia Schwarzgruber, con quien ha tenido una incansable batalla campal, y la tercera con Yelena Maciel, con quien también tuvo una que otra diferencia, pero según lo expresado por el actor fue más llevadera que con la antes mencionada.

Con información de Revista ronda