Al-Waleed bin Khalid, mejor conocido como el ‘Príncipe durmiente‘, reaccionó ante un estímulo de su entorno por primera vez, tras 15 años en coma.

Luego de permanecer en coma durante 15 años tras un fuerte accidente de coche, el príncipe Al-Waleed bin Khalid, mejor conocido como el ‘príncipe durmiente’, reaccionó a un estímulo de su entorno, lo que ha aumentado la esperanza de que pronto despierte.

Según publica Al Afkar Magazine, el príncipe, que actualmente tiene 33 años, respondió a su tía, la princesa Noura Bin Talal Bin Abdel Aziz, moviendo los dedos de su mano derecha. Aunque podría tratarse de una reacción nerviosa involuntaria, el hecho ha significado un gran avance para su familia.

Tras el accidente ocurrido en 2005, su papá, el príncipe Khaled bin Talal, insistió en mantenerlo con vida por medio de un respirador artificial porque tanto él como su esposa tienen la esperanza de que “Dios sea capaz de devolverle la vida”.

“Si Dios hubiera querido que muriera, ahora estaría en una tumba y es él quien ha salvado su vida todos estos años, ahora puede curarlo y recuperarlo”, dijo una fuente cercana a la familia al diario español El Mundo.

El príncipe durmiente

El ‘Príncipe durmiente’ tenía 18 años cuando sucedió el aparatoso accidente. Durante una década estuvo en la unidad de cuidados intensivos en un hospital de Riad. Hace cinco años, Al-Waleed bin Khalid fue trasladado a la residencia familiar.

De hecho, esta no es la primera vez que la familia percibe un movimiento del príncipe, el año pasado celebraron en redes sociales que había movido la cabeza. Eso ocurrió solo unos meses después de que circulara el rumor de que ya había muerto.

El ‘Príncipe durmiente’ no es el único integrante de la familia que ha sufrido un grave accidente, hace unos meses, su hermano Mohamed también protagonizó una situación similar. En las redes sociales circularon fotografías del coche deportivo hecho cenizas. Mohamed tuvo mejor suerte que su hermano y solo tuvo heridas superficiales.

Al-Waleed y Mohamed son sobrinos del millonario Al Walid bin Talal, dueño de una de las fortunas más importantes de Arabia Saudita. La revista Forbes publicó que sus posesiones ascienden a 17 millones de dólares e incluyen algunas acciones en Apple, Twitter, Citigroup, Four Seasons y Disney, entre otras. Cabe destacar que el millonario es considerado como “el más liberal” de los príncipes saudíes y prueba de ello es su popularidad en redes sociales.

Con información de: Quién