La cantante estadounidense Beyoncé protagonizará la portada del mes de diciembre de la edición británica de la revista Vogue y concedió una entrevista con un tono muy personal al editor de la publicación, Edward Enninful, en la que conversaron sobre su vida tras el confinamiento, la relación con sus hijos, cómo le ha afectado la pandemia o las protestas sociales en Estados Unidos tras la muerte de George Floyd, entre otros muchos temas.

La intérprete de “Single Ladies” asegura que la pandemia del covid-19 le abrió los ojos, por lo que este año decidió centrarse en lo que de verdad importa: la felicidad de su familia, sus hijos y la alegría de vivir. “Pasé mucho tiempo enfocándome en construir mi legado y en representar mi cultura del mejor modo que he sabido. Ahora, decidí darme permiso a mí misma para dedicarme a mi propia felicidad”, afirma.

Beyoncé indica que ahora valora más el tiempo que pasa con su familia y, asegura, su nueva meta es bajar el ritmo y apartar lo estresante de su vida. “Llegué a la industria musical con 15 años y crecí con el mundo observándome, y he encadenado proyectos sin parar. Lancé Lemonade durante la gira mundial Formation, di a luz a morochos, actué en el Festival de Coachella, dirigí Homecoming, me metí en otra gira mundial con Jay, luego ‘Black is King’, todo seguido. Ha sido duro y frenético”, confiesa.

En estos meses de confinamiento la maternidad ha tenido un rol importante en la vida de la cantante. “Mi hija es inteligente, consciente de que estamos ante un cambio, pero mi trabajo como madre es hacer lo mejor posible para mantener su mundo tan positivo y seguro como puede serlo para una niña de ocho años. Les hago saber a mis hijos que nunca se es demasiado joven para contribuir con el cambio. Nunca subestimo sus pensamientos ni sentimientos y hablo con ellos para entender cómo les afecta todo”, dice.

Durante la cuarentena la moda fue un escape para ella y sus hijos: “Con los niños hacía un Fashion Friday, un viernes de moda, donde nos disfrazábamos con mi ropa y nos sacábamos fotos unos a otros. Se convirtió en todo un ritual y en una oportunidad para poder gestionar esto juntos”.

En 2019 Beyoncé prestó su voz al personaje de Nala en el remake de El Rey León y ahora Disney estaría preparando un contrato millonario para volver a trabajar con la popular cantante en tres producciones más.

Con información de El Nacional