Hace no tanto tiempo, Benito Martínez -más conocido como Bad Bunny- no era más que un joven con talento, muchos sueños y poco dinero en la cartera. Pero gracias a sus incansables ganas de trabajar y su arrolladora creatividad, logró hacerse un hueco en el mundo de la música, y ahora que está en la cima del éxito ha recordado cuando hace cinco años despegaba su carrera y soñaba con tener un Lamborghini Urus.

A través de Instagram, compartió una captura de pantalla del baúl de los recuerdos de cuando empezaba a dar sus primeros pasos en la música. En la imagen, el puertorriqueño responde a un tweet de unas fotografías en las que aparece el lujoso auto.

El comentario con el que respondió en 2015 a estas imágenes fue el siguiente: “Mi sueño desde que lo anunciaron hace un par de años. Tengo 300 dólares guardados, me faltan 200 mil jajaja”.

Bad Bunny recuerda cuando soñaba con un Lamborghini

Tan solo cinco años después no solo ha cumplido este sueño, sino que es dueño de unos de los autos más exclusivos del mercado. Un Bugatti Chiron de edición limitada que está valorado en 3 millones de dólares, una cifra que dista de aquellos 200 mil que anhelaba para hacerse con aquel Lamborghini… Uno que por cierto tiene en su garaje en color negro y que también quiso enseñar a sus seguidores para demostrar que con perseverancia, muchas ganas y trabajo, los sueños se hacen realidad.

Bad Bunny enseña su Lamborghini

“Actualización”, escribió sobre la foto de su Lamborghini Urus después de compartir el tweet que escribió en 2015.

A día de hoy, Bad Bunny es uno de los artistas urbanos más admirados y exitosos de todo el mundo. Pero para llegar hasta aquí tuvo que recorrer un camino difícil. Pero como deja claro en otro mensaje antiguo que publicó en sus stories de Instagram, la motivación y las ganas siempre estuvieron ahí para hacerle el camino mucho más fácil.

“Y así sea hasta el 2050 no voy a parar. Me haga famosos o no. Sé que para esto fue que nací”, escribió en 2014.

Bad Bunny recuerda sus sueños del pasado

Desde que tenía tan solo 5 años, Bad Bunny tenía claro que quería ser cantante y sin duda, hoy es la viva imagen de que los sueños sí se cumplen cuando se trabaja y se cree en ellos.

Su último lanzamiento, Dakiti, ocupa el primer puesto de las listas de éxitos globales de diferentes plataformas como Spotify o Apple Music. En Youtube, su videoclip supera los 69 millones de reproducciones desde el pasado 30 de octubre que fue colgado en la plataforma.

Con información de: Ciber Cuba