Tras la muerte de José José son muchas las especulaciones que se han suscitado, esta vez surge la versión de que fue envenenado por su hija menor, Sara Sosa Salazar.

La información la dio a conocer Paulina Mondragón, amiga cercana de José José, en entrevista con la periodista de espectáculos Paty Chapoy, a quien también le compartió que el cantante se sentía presionado por su segunda hija y que, al final, tenía la intención de divorciarse de Salazar y de establecerse en México.

«Vino a trabajar y se fue más o menos de salud. Regresó a los tres meses, lo ayudé a bajar del coche y se me colgó, no podía caminar, traía bufanda y gorra, era ‘los huesitos’; le pregunté: ‘¿Qué te pasó?’, a lo que me contestó: ‘Sara me dio unas pastillas para adelgazar y me comieron los músculos’. Le dije, ‘¿por qué te las tomaste?’, y me respondió, ‘porque Sara me dijo que gordo no vendo», contó la mujer.

Mondragón, además dejó entrever que debido a que por esa pérdida de peso, el intérprete descubrió que lo que realmente estaba sucediendo era un envenenamiento en la sangre: “Él estaba recuperando peso, pero un día me habló para decirme que se sentía muy mal en su casa, que se fue al hospital para una revisión».

“Le hicieron estudios de sangre y no lo dejaron ir, salió que tenía un tipo de envenenamiento y que tenían que dar parte a las autoridades”, continuó Paulina de lo que le contó José José; sin embargo, el cantante no quiso que esto se supiera, porque tenía planeado arreglar varias cosas, entre otras, divorciarse.

De acuerdo con Paulina, el cantante decidió regresar a México luego de conocer esta noticia: “Estando aquí, lo llevan a una clínica, le hacen estudios de nuevo y le sale lo mismo, el envenenamiento, y le dicen que están obligados a dar parte, pero él pidió que lo dejaran arreglar su situación”.

Con información de Revista ronda