Ana Obregón despedirá el peor año de su vida, el 2020, frente a las cámaras de Televisión Española para dar las campanadas desde la Puerta del Sol junto a Anne Igartiburu.

Su regreso a la televisión tomó a todos por sorpresa, pues este ha sido un año difícil para la española. En mayo, murió su hijo Álex Lequio, a los 27 años de edad, víctima de un cáncer contra el que llevaba luchando dos años. Las restricciones por la situación de confinamiento en España impidieron que la familia del joven le diera una despedida solemne. Desde entonces se le ha visto poco, solo en el funeral de su hijo.

Aunque en sus últimas publicaciones Obregón aseguró que no tenía ganas de reír, ni de bailar, su representante Susana Uribarri fue la encargada de convencerla de volver a las pantallas. “Retransmitir las campanadas de fin de año, un año más, en mi casa, Televisión Española, es un privilegio que no podía rechazar. Me emociona despedir este año tan difícil para España y para mí; de esa forma espero poder agradecer el gran apoyo y cariño que he recibido de todos. Empezar 2021 con todos los españoles será un verdadero honor”, indicó la actriz en sus redes sociales.

No es la primera vez que Obregón retransmite las campanadas desde la Puerta del Sol. Lo ha hecho en tres ocasiones: 1994, 1995 y 2004. Sin embargo, este año será diferente, pues la actriz aprovechará la oportunidad para rendirle homenaje a su hijo. “Mi Áless, sé que tú me darás las fuerzas que no tengo con tu ejemplo de lucha y tu amor. Este año las campanadas serán por ti ‘MI TODO’. Este año las campanadas resonarán en la eternidad”, indicó.

Pero no solo serán unas campanadas históricas por suponer el regreso de Ana Obregón a la televisión, sino también porque, por primera vez, TVE elige a dos mujeres para recibir el Año Nuevo.

Con información de El Nacional