El actor mexicano Pablo Lyle pasa un mal momento luego de que en su regreso a una Corte de Miami recibiera la notificación oficial del juez Alan Fine, quien rechazó el argumento de que el actor actuara en defensa propia contra Juan Ricardo Hernández, decisión que tendrá que resolver ante un jurado.

Aunque todo se podría ver oscuro, los abogados del intérprete alegan que hay una luz al final de túnel.

“Vamos a revisar de manera legal y decidiremos si lo vamos a apelar. De ser así, esa apelación sería llevada a la Corte Suprema y no hay límite de tiempo inmediato”, dijo a Telemundo Bruce Lehr, abogado de Lyle.

Fine informó que en caso de que esta apelación no se presente, el juicio por homicidio involuntario comenzaría a partir del 27 de noviembre del presente año. De ser hallado culpable, Pablo podría pasar más de 15 años encarcelado.

Con información de Revista ronda