La esposa de John Lennon, su hijo, sus antiguos compañeros en la banda The Beatles y sus seguidores rindieron homenaje el martes a uno de los cantautores más venerados del mundo, 40 años después de que fuera asesinado en Nueva York.

El fundador del grupo de Liverpool acababa de celebrar su 40 cumpleaños el 9 de octubre de 1980 y habría cumplido 80 este año.

Mark David Chapman, un psicótico limítrofe de Hawai, disparó a Lennon cuatro veces a quemarropa el 8 de diciembre de 1980 para conseguir lo que calificó como una “autoglorificación”. El músico regresaba a su hogar en el edificio Dakota, en Central Park, con su esposa Yoko Ono. Lennon murió de camino al hospital.

Paul McCartney, amigo y compañero de Lennon, escribió en un tuit el martes: “Un día triste, pero recordando a mi amigo John con la gran alegría que trajo al mundo”.

Ringo Starr, el otro sobreviviente de The Beatles, dijo: “Le pido a todas las estaciones de radio de música del mundo que toquen “Strawberry Fields Forever. Paz y amor”.

The Beatles lanzó la composición de Lennon “Strawberry Fields Forever” en 1966. Sus admiradores se reunieron el martes para poner flores y fotos en una sección del Central Park llamada así por el éxito de la canción y arreglada por Ono en su honor.

Yoko Ono pidió la paz y la reforma de la ley de armas. “La muerte de un ser querido es una experiencia desoladora”, dijo en un tuit. “Después de 40 años, Sean, Julian y yo todavía lo extrañamos. ‘Imagina a toda la gente viviendo en paz’”, añadió, citando una línea de la canción de Lennon “Imagine”.

Ono también tuiteó la fotografía que tomó de los anteojos salpicados de sangre de Lennon, con el mensaje: “Más de 1.436.000 personas fueron asesinadas por armas de fuego en Estados Unidos desde que le dispararon y asesinaron a John Lennon el 8 de diciembre de 1980”.

Julian, el hijo de Lennon con su primera esposa Cynthia, publicó una foto de su padre con las palabras “As Time Goes By” (según pasa el tiempo), que su medio hermano Sean Ono Lennon apreció.

Hace 40 años partió Lennon y el mundo le rinde homenaje, en Liverpool se reunieron “unas 20.000 personas” a cantar ‘Give Peace a Chance’.

Con información de El Nacional