Los Muxes de la Ciudad de México es el primer equipo con identidad LGBTque ha llegado a la tercera división del fútbol mexicano. Toda una hazaña en un país de corte conservador con 126 millones de habitantes. Los ‘Mux’ visten uniforme negro e incluyen en sus camisetas una rosa y un balón de fútbol.

Reconocen que todavía hay mucho camino que recorrer y que no es lo mismo jugar en un equipo heterosexual que en uno abiertamente LGTB. Uno de sus jugadores explica las difrencias. “En un equipo heterosexual, ya a nivel semiprofesional, tú no puedes ser tan modoso no puedes sacar quien eres realmente. Llegando a un equipo LGTB es completamente distinto, te sientes a gusto, no te discriminan en ningún momento a pesar de que es un equipo inclusivo y que no todos son homosexuales”.

El club se marca como objetivo alcanzar en los próximos años la primera división del fútbol mexicano. Quieren demostrar que es posible jugar sin etiquetas, marcando muchos goles a la homofobia y la intransigencia.

Con información de Marca