(Caracas, 2 de noviembre de 2020)-. Con un poco de fortuna y las dos oportunas intervenciones de Neymar, el Paris Saint Germain logra vencer 3 a 1 al ejército rojo de diez hombres en el Old Trafford este miércoles. Resultado que deja en una expectativa absoluta el desenlace del grupo H de la Champions League.

El United, el PSG y el RB Leipzig se encuentran empatados en la cima con nueve puntos de cara a los encuentros de la próxima semana, donde los Devils se enfrentarán a los Toros alemanes mientras los parisinos reciben al Basaksehir de Estambul.

La primera alteración del marcador se dio de los botines de Neymar al apoderarse del rebote tras el venenoso disparo de Kylian Mbappe, el astro brasileño no titubeó y encajó el primer grito sagrado a los seis minutos de partido.

Los de Solskjaer no se quedaron de brazos cruzados, a través de una detonación a distancia, desviada por las extendidas piernas de Danilo, Rashford imprimía esperanzas en el once británico al batir al indefenso Keylor Navas.

El partido se desmoronó para los ingleses cuando, en el 69’, el incisivo Marquinhos empujaba un despeje a medias tras el córner generado por la eficaz respuesta de David de Gea al remate de Ander Herrera. Anudado a esto, Fred sería expulsado después de una polémica entrada, donde se prescindió de la tecnología para pintar de rojo al contención brasileño de dudosa culpabilidad.

Antes de finalizar el partido, Mbappe, empoderado por un rápido contraataque iniciado por Ney, se conectaría con Rafinha que a su vez asistiría al 10 parisino para sellar el enfrentamiento con una definición sin oposición.

Ahora, el PSG tiene una clara ventaja contra los devils al ser su tarea, al menos en papel, de mayor sencillez, mientras para los de Gunnar la hazaña será de proporciones titánicas.