José Salomón Rondón, es sinónimo de gol. El ariete venezolano es el máximo anotador de la historia de la selección Vinotinto y, tras sus exitosas etapas en España, Rusia e Inglaterra, golea en la exótica Superliga de China, en las filas del Dalian Pro. Nueve de los 18 tantos de su equipo llevan su firma, a los que suma tres asistencias.

El gladiador profesa cómo es competir en un país que vio nacer la covid-19 e insiste en su compromiso con la selección venezolana para poder lograr la clasificación del país a su primer Mundial.

“Todas las ligas tienen su dificultad y aunque la de china no sea muy vista es muy competitiva, ya que hay grandes equipos que compiten a nivel asiático como el Guangzhou Evergrande. Es la competitividad lo que la hace interesante. También depende de cómo juegue tu entrenador, yo tengo la suerte de tener a Rafa Benítez”, comentó Rondón.

Además, el Gladiador se tomó un tiempo para hablar sobre su paso por la selección Vinotinto.

“Es un sueño. Desde niño siempre había soñado con vestir la camiseta de la selección nacional y era algo que tenía entre ceja y ceja a nivel personal”, continuó.

Para Rondón el sueño es jugar un Mundial con la selección de venezuela y así lo dejo ver.

“Lo que todos queremos es jugar un Mundial. Las eliminatorias sudamericanas son difíciles, pero vamos bien. Hay una camada de jugadores que vienen haciendo papeles muy importantes dentro de sus clubes e incluso de sus ligas, lo que es muy importante para el crecimiento del fútbol venezolano. Ese es nuestro sueño”, argumentó.

“Mi deseo personal es seguir siendo el máximo goleador de la selección nacional y seguir ampliando ese récord”, finalizó el artillero criollo.

Con información de EFE