El Oporto se clasificó este marte a los octavos de final de la Champions al conseguir el punto que le faltaba con un empate sin foles 0-0 ante el invicto Manchester City.

Con el City ya estaba clasificado y el Oporto necesitando apenas un empate, el juego fue bastante apático en la primera mitad.

Los ingleses dominaron y gozaron de la mejor ocasión de gol con un disparo de Raheem Sterling, pero el nigeriano Zaidu Sanusi lo salvó justo cuando el arquero argentino Agustín Marchesín ya estaba batido.

Tras el descanso, el equipo entrenado por Pep Guardiola siguió intentándolo ante un rival que se conformaba con el empate y que contó además con un gran Marchesín para evitar los remates de Sterling (59) y Ferran Torres (70).

Y a 10 para el final, Gabriel Jesus logró al final superar al arquero formado en Lanús, pero el VAR lo anuló el tanto por fuera de juego.

Con información de Líder