Romain Grosjean no podrá correr la próxima semana. Como era de esperar, su brutal accidente le deja fuera del Gran Premio de Sakhir, aunque parece que le gustaría correr en Abu Dabi dentro de quince días, en la que sería su última carrera como piloto de Fórmula 1. Todo dependerá de su evolución.

Lo que ya sabemos es quién será el sustituto de Grosjean en Haas. Pietro Fittipaldi, nieto del mítico Emerson Fittipaldi, ocupará el lugar del francés. Era la elección lógica, ya que Fittipaldi es el tercer piloto de Haas. Tendrá la oportunidad de debutar en la Fórmula 1 aunque parece que tiene pocas opciones de quedarse.

Fittipaldi tiene 24 años y es estadounidense, ya que nació y creció en Florida después de que su abuelo terminase sus andanzas en la IndyCar. Ha corrido en la NASCAR, pero su trayectoria hasta la Fórmula 1 ha sido bastante despegada de lo habitual. Cuando ya parecía que no llegaría a debutar, se le ha abierto una oportunidad.

Fittipaldi estará en Sakhir y ya veremos si también en Abu Dabi, aunque parece ser que Grosjean querría que su última imagen en la Fórmula 1 no sea la del accidente en Baréin. En cualquier caso, su evolución marcará si Fittipaldi corre una o dos carreras. El estadounidense era la opción más lógica dadas las circunstancias.

Primero, porque conoce ya el coche de este año, aunque sea poco. Y segundo porque los dos otros candidatos, que todo apunta a que serán los pilotos del año que viene, Mick Schumacher y Nikita Mazepin, están implicados en la pelea por el título de la Fórmula 2, que concluye este mismo fin de semana en Sakhir.

Veremos si Fittipaldi puede hacer una actuación lo suficientemente sólida como para convencer a Haas, o a algún otro equipo, de mantenerse en la Fórmula 1. Es una situación relativamente similar a la que afrontó Kamui Kobayashi con el Toyota a finales de 2009, y lo hizo tan bien que Sauber se fijó en él y pudo hacer carrera en la Fórmula 1.

Lo más importante es que estoy contento de que Romain esté a salvo y tenga salud. Todos estamos muy contentos de que sus lesiones sean relativamente pequeñas tras un incidente tan grande. Obviamente no es el conjunto de circunstancias ideales para tener mi primera oportunidad para pilotar, pero me siento muy agradecido”, ha dicho Fittipaldi.

Además de Fittipaldi, Louis Delétraz también es piloto probador de Haas. Pero el equipo americano se ha decantado por el estadounidense porque era quien acompañó al equipo durante el Gran Premio de Baréin. “Pietro pilotará el VF-20, ya es uno más de la familia porque lleva con nosotros las dos últimas temporadas”, dice Günther Steiner, jefe de Haas.

Con información de Motorpasión