La esférica sigue rodando en el fútbol del Viejo Continente pues, este miércoles 28 de octubre, se llevarán a cabo ocho careos correspondientes al remanente de la jornada dos de la fase de grupos de la Uefa Champions League. En esta oportunidad estarán en acción las oncenas que forman parte de los grupos E, F, G y H respectivamente.

Evidentemente, hay un cotejo que acapara todos los reflectores y es el duelo que enfrenta a la Juventus y al Fútbol Club Barcelona. Además, conviene resaltar en esta gran cartelera futbolística las contienda que enfrenta al Manchester United contra el Leipzig.

Barcelona y Juventus: se cae el reencuentro del 10 y el 7 en Turín

Culés y Bianconeros llegan a este partido en igualdad en condiciones tras sumar los tres puntos en su encuentro previo de fase de grupos. Este duelo se antoja importantísimo para ambas escuadras por dos razones: a partir de este resultado se va allanando el camino hacia el liderato del grupo y la victoria puede servir como envión anímico para dos equipos que viven momentos irregulares.

En principio, el duelo individual que todos esperaban ver entre Lionel Messi y Cristiano Ronaldo tendrá que esperar hasta el partido de vuelta, debido a que el delantero lusitano contrajo la Covid-19. A pesar de que Ronaldo está íntegro, pues en análisis médicos recientes se demostró que la carga viral está en niveles muy bajos y no representa peligro de contagio, no logró dar negativo en ninguna de las pruebas PCR efectuadas previo al cotejo.

La zaga defensiva: un problema común

Barcelona y Juventus tienen problemas similares en la última parcela del campo. El conjunto dirigido por Ronald Koeman tiene que afrontar el cotejo sin el caudillo de su zaga central, Gerard Piqué, por sanción. Ronald Araujo será el reemplazante y si el llegara a faltar no se cuenta con un central natural que le supla a él ni a Lenglet. Las únicas alternativas serían De Jong o Busquets reconvertidos.

 

En el caso de la “Vecchia Signora” los miembros habituales de la línea defensiva están a la expectativa del paso del tiempo a ver como evolucionan de sus respectivas lesiones. Al día de hoy Giorgio Chiellini, Leonardo Bonucci y Matthijs de Ligt no cuentan para Andrea Pirlo quien tendrá que sortear estos escollos defensivos con Demiral, Frabotta y Danilo.

Bajo esta premisa se puede deducir que este partido será un festín de goles probablemente decantado ligeramente hacia el lado juventino, por cuestiones de actualidad, debido a que, el Barcelona viene alicaído por la derrota ante el Real Madrid y por el pésimo el momento institucional que vive. A pesar de no contar con la cuota goleadora de Ronaldo pero tienen los aportes ofensivos de Paulo Dybala, Federico Bernardeschi, Federico Chiesa, Álvaro Morata y Dejan Kulusevski, que enarbolan la bandera del juego rápido y contundente.

Por el lado del Barcelona a nivel ofensivo reina la incertidumbre. Muchos nombres propios se encuentran en un nivel bajo, como es el caso de Antoine Griezmann que, a pesar de esto, puede ser una pieza clave para suplir la ausencia de Coutinho. Del resto, el ataque será sustentado en Ansu Fati, Messi y quizás algunos de los chispazos de Trincao, Pedri como viene siendo en último tiempo.

¿Aprovechará el Barcelona para salir del bache o se hundirá más en él?

United y Leipzig: primera vez en la historia que se ven las caras

Teutones e ingleses se baten a duelo en el complicado grupo H. Ambas oncenas afrontan este cotejo sabiendo que un resbalón aquí puede significar poner un pie fuera de la competición.

Por un lado está el Manchester United, conjunto histórico en este certamen. Poco a poco va levantando el nivel futbolístico de la mano de Bruno Fernandes, Marcus Rashford y Anthony Martial. Además de contar de unos revulsivos de lujo como Edinson Cavani, Donny Van de Beek y Paul Pogba. En la competición vienen inspirados tras superar al vigente subcampeón el PSG con marcador de 2 a 1.

Por el otro lado está el Leipzig, oncena con menos historia en el torneo pero que en la actualidad está probando las mieles del éxito. Primero en la Bundesliga, la escuadra dirigida por Julian Nagelsmann exhibe un funcionamiento claro y arrollador. Muestra una notable solidez defensiva con Upamecano  y Halstenberg, aunque Klostermann no llega al compromiso, Konaté es una alternativa. Angeliño gran opción en ofensiva, al igual que Olmo, Sabitzer y Poulsen. Un equipo tan modesto como temible.

Un encuentro en el que la paridad está a la órden del día y que se decanta ligeramente a favor de los toros rojos por la irregularidad de la defensa comandada por Harry Maguire.

¿Quién triunfará? ¿Los Red Devils o el Die Rotten Bullen?

¡Cuéntanos!