Novak Djokovic, en uno de esos días en los que la apatía apaga el talento, se deshizo ante el ruso Daniil Medvedev por 6-3 y 6-3 y necesitará ganar a Alexander Zverev en la última jornada para clasificarse para las semifinales de las Finales ATP en Londres.

El moscovita está ya metido en la penúltima ronda del torneo y como primero de grupo, por lo que lo único que se jugará en su último encuentro, contra el argentino Diego Schwartzman, será los 200 puntos y el dinero del triunfo.

El serbio, que persigue la marca de seis Finales ATP lograda por Roger Federer, se topa con una derrota inesperada y que le deja en una posición delicada para acceder a semifinales.

Deberá vencer sí o sí a Zverev el domingo para pasar como segundo y medirse a Thiem en la penúltima ronda. Djokovic domina el cara a cara contra el alemán, con tres victorias por dos derrotas, pero en las dos ocasiones que han chocado aquí, se han repartido los triunfos.

Con información de ESPN