McLaren sigue con su plan establecido en competición que pasaba por aumentar notablemente su presencia más allá de la Fórmula 1. A pesar del duro palo económico que el fabricante británico ha sufrido, teniendo que llevar a cabo varias restructuraciones, incluyendo una venta parcial, los planes deportivos siguen intactos.

El equipo de Fórmula 1 continúa en progresión mientras que el de la Indycar ha debutado mejor de lo esperado. El tercer brazo en cuestión, el del Hypercar sigue quizás más en el aire de lo inicialmente esperado debido a la incertidumbre que rodea toda la normativa y el futuro de la resistencia.

Quizás por este motivo, en las últimas fechas ha ganado peso un cuarto brazo que en principio no era una prioridad para McLaren, como es el de la Fórmula E, aprovechando las vacantes dejadas por equipos como Audi y BMW y puede que incluso la propia Mercedes. Tal y como revela Racefans, McLaren ha iniciado los pasos para incorporarse en breve al campeonato.

Sin embargo, la normativa actual impide que McLaren pueda formar parte del campeonato como equipo. La razón no es otra que los británicos son proveedores únicos de la batería de todos los monoplazas, lo que automáticamente les elimina para esta posibilidad para evitar suspicacias.

En cualquier caso, el mencionado contrato de proveedores acaba al final de la presente temporada, lo que les daría la posibilidad de comenzar su aventura en el campeonato eléctrico de cara a 2022, siempre y cuando no renueven el mencionado contrato o no modifiquen la norma.

Con información de Car And Driver