Una vez disputada la primera vuelta del grupo B del Torneo Normalizador del fútbol venezolano, Maurizio Lazzaro realizó un análisis completo sobre la actuación del Caracas Fútbol Club en estos primeros siete partidos. Tanto en lo colectivo como en lo individual, el asistente técnico de Noel Sanvicente resaltó cuáles han sido los puntos claves para el buen desempeño del club para ubicarse en la segunda posición de la tabla.

“El balance es muy positivo. Ciertamente perdimos un partido y empatamos otro, pero de 21 puntos posibles sacamos 16, por lo que el balance no puede ser otro que positivo, además de tomar en cuenta la cantidad de viajes que tuvimos, que fue un ingrediente extra, diría que más de lo normal. Fueron muchas horas de viaje e incluso en un momento determinado jugamos cinco partidos en diez días con una nómina muy joven, en la que el grueso de los jugadores es cercano a los 20 años, con poca experiencia en Copa Libertadores, pero al mismo tiempo se comprobó que los jóvenes tienen una recuperación más rápida en los partidos y vieron minutos a nivel internacional compitiendo de la mejor manera posible”, expresó de entrada Lazzaro.

Para el asistente técnico de Sanvicente, el desempeño que tuvieron los jóvenes en ese período de partidos tan seguidos fue clave para estar hoy a un punto del líder del grupo B. “A pesar de que teníamos toda nuestra cabeza puesta en la Copa Libertadores hicimos un buen colchón de puntos que nos permite hoy estar peleando con Táchira, y eso que ellos no tuvieron estas vicisitudes. Es lo que nos mantiene peleando allá arriba a diferencia de Estudiantes de Mérida, a quienes les tocó el mismo trajinar (viajes por la Copa) pero no lograron el mismo colchón de puntos”, agregó en su análisis.

¿Podría realizar una radiografía del equipo?

“Tenemos una columna vertebral de jugadores con experiencia pero al mismo tiempo una camada bastante joven que son parte del proyecto selectivo con el que se ha venido trabajando desde hace varios años y que hoy están tomando un poco la batuta del equipo, como es el caso de Diego Castillo, Luis González, Saúl Guarirapa, Renné Rivas o Julio Da Silva. Para nosotros es muy importante que estos jóvenes hayan desempeñado un rol importante en partidos claves y que lo hayan hecho bien; son jugadores que están rindiendo en un alto nivel y que han demostrado que están para lucir en el torneo venezolano, así como también Rodrigo Febres, quien no venía siendo habitual y le ha tocado ser titular, algo que es importante para nosotros porque este es el proyecto del Caracas Fútbol Club. Los futbolistas jóvenes tienen que demostrar que el trabajo que se ha hecho ha valido la pena y han competido en un alto nivel a pesar de tener pocos minutos en primera”, respondió.

De esa camada que menciona Lázzaro hay dos casos que han sobresalido por su actuación en la CONMEBOL Libertadores. Primero Saúl Guarirapa, quien le tocó incluso marcar el gol decisivo en la victoria ante Libertad de Paraguay, y el otro caso ha sido Diego Castillo, jugador que le tocó ser titular en la primera línea de volantes.

“No quiero ser egoísta solo hablando de Saúl Guarirapa y Diego Castillo porque me parece que hay que hablar del grupo selectivo. Renné es 2003 y quizás no llama la atención por ser lateral izquierdo pero él ha jugado muy buenos partidos; Julio jugó un muy buen partido ante Portuguesa, Luis González si bien es cierto no es regla juvenil, ha aportado muchísimos pases gol al equipo, así que hablar solo de uno sería egoísta  porque opacaría el trabajo del resto de los juveniles y el esfuerzo gigantesco que han hecho”, comenzó Lázzaro cuando se le pidió que hablara de los casos específicos de Castillo y Guarirapa.

“Diego Castillo tiene casi cuatro años trabajando con primera. Desde que llegó a la plantilla sabíamos que por su tamaño era un jugador que se podía desempeñar en dos posiciones (central y volante cinco) y por eso ha sido colocado en ambas. Cuando lo hemos puesto de volante de contención es para generar un equilibrio cerca de los centrales, para realizar el dibujo de los tres volantes; tiene ventaja por tener buen tamaño, ser rápido y de buena técnica, por lo que puede ocupar distintos roles”, analizó.

“Y por el lado de Saúl (Guarirapa) nosotros veníamos trabajando desde hace dos años esta regla del juvenil (…) sabíamos que teníamos que adelantarnos a esta regla 2001. Esto nos permite que cuando sean jugadores de la regla no se vea una diferencia entre ellos y el resto cuando les toque ser de la norma. Saúl es un jugador muy rápido y potente, y creo que la salida de Jeriel De Santis lo ayudó en lo mental porque él está convencido que lo tiene todo para salir al fútbol extranjero. Hemos trabajado en conjunto entre el cuerpo técnico de la primera y el multidisciplinario de las categorías menores, lo que lo ha hecho crecer mucho y creo que hay Saúl para rato en el fútbol venezolano, pero sin olvidar al resto de los jugadores del selectivo; hoy Renné Rivas es la mejor muestra de lo que es el proyecto del Caracas FC, a pesar de no ser regla porque es 2003, ya nosotros estamos trabajando con él lo que hicimos con Saúl Guarirapa y Anderson Contreras en su momento”, complementó.

Desempeño en los partidos.

El Caracas tuvo un arranque fantástico de tres partidos consecutivos con victoria sin recibir goles en contra. La única derrota conseguida en esta primera vuelta fue ante el Aragua FC, un encuentro en el que los dirigidos por Noel Sanvicente contaron con muchas ocasiones de gol pero desafortunadamente no pudieron concretarlas.

“Contra Aragua ciertamente tuvimos muchas ocasiones de gol, pero el fútbol es así, también es válido decir que hay partidos que hemos jugado mal y los hemos podido ganar. En ese juego con tantas ocasiones no lo pudimos ganar pero lo importante era no desviarse, por eso fue crucial la victoria ante Portuguesa, porque demuestra claramente lo que el equipo debe hacer y lo que no. Por ejemplo, nunca caímos en desesperación, se vio que siempre hemos tratado de mantener el estilo de juego y tratamos de mantener la forma como veníamos jugando a pesar de haber sufrido un duro revés contra Aragua. Por lo que es importante que el jugador tenga claro que las maneras son las que nos llevaron a esa seguidilla de partidos invictos y retomar (la racha) ante Portuguesa era importante” analizó.

Por otra parte, “no considero que hayamos pasado por un pequeño bajón. No hay equipo venezolano que esté armado para un puntaje perfecto. Hoy no existe esa diferencia entre un equipo y los demás, cualquiera le puede sacar puntos a cualquiera y el mejor ejemplo fue Táchira contra Gran Valencia y nosotros frente al Aragua. Esto le da más valor a la seguidilla de partidos que tuvimos invictos, pero es una cuestión de nuestro fútbol y la realidad de nuestras plantillas por lo pareja que son”. 

“Lo importante es cómo se asume el siguiente partido tras la derrota. Veo que somos un equipo que presiona bastante alto, que trata de someter al rival con la presión, que trata de jugar la mayor cantidad de tiempo en cancha rival y esto lo hemos sostenido habiendo ganado o habiendo perdido. Somos hoy el equipo menos goleado de nuestro grupo, el que más ha anotado goles y el segundo con la mayor cantidad de puntos, a uno solo de Táchira” , concluyó.

Análisis del grupo.

“El grupo B es parejo, quizás no pareciera tan parejo como el A pero porque Caracas y Táchira han hecho una primera vuelta casi perfecta. Creo que estamos jugando de los torneos más parejos de los últimos años, con plantillas bastante jóvenes, en una cancha no apta para jugar, lo que permite a los equipos que no proponen acercarse al resultado porque la cancha ayuda a los equipos que deciden defenderse y perjudican a los clubes que deben proponer. Han aparecido equipos que han sido atractivos con su juego, como Gran Valencia, Portuguesa y Aragua, que le han sacado puntos a los equipos de arriba y creo que esa tendencia se va a mantener en la segunda vuelta”, comentó.

“Todos los partidos son importantes para nosotros. No podemos subestimar a nadie porque debemos entender que a nuestra plantilla no le sobra nada y por eso somos un grupo tan compacto porque la figura aquí es el equipo y cuando no jugamos así solemos tener problemas. Es importante que los chamos que vienen de la reserva y las categorías menores han asumido cierto protagonismo y lo han hecho propio, eso para nosotros es lo más importante porque es el proyecto del Caracas FC, y que ellos puedan asumir esa realidad al representar al equipo más ganador de Venezuela”, finalizó Maurizio Lázzaro.

Con información de caracasfutbolclub.com