Diego Maradona no regresará pronto a su puesto como entrenador del Gimnasia La Plata del fútbol argentino. El ex jugador quedará bajo custodia familiar mientras terminar de recuperarse de la cirugía craneal a la que fue sometido hace una semana.

Su estado clínico es bueno y en cuestión de horas recibirá el alta médica, pero por sus antecedentes deberá cumplir con un proceso de acompañamiento terapéutico.

“Se va a continuar con dispositivo acorde a un paciente como Diego, que tiene que ver con terapeutas, enfermeros, un equipo multidisciplinario y fundamentalmente acompañamiento familiar”, dijo el psiquiatra Carlos Díaz este martes a AP.

Por su parte, médico personal de Maradona, Leopoldo Luque, adelantó que el plan es mudar a Maradona a una casa en un barrio cerrado situado al norte de la capital.

“Es un paciente que vive en extremos. Cuando él quiera va a dejar aquello que le hace mal. Lo que pasa es que no logra convencerse. Tiene que seguir trabajando”, explicó.

Con información de Líder