Después de generar muchas dudas en semanas recientes, los Seahawks salieron adelante ante los Cardinals y retoman el liderato de la NFC West.

Y algo que se debe destacar es que lograron ganar el partido con un trabajo bastante decente de su defensiva, que ha sido punto de muchas críticas en la campaña. Como comentamos en los puntos finos de la semana, Arizona cuenta con una ofensiva muy eficiente, así que detenerlos lo más posible era crucial, y eso fue justo lo que los Seahawks hicieron.

Tras promediar 425 yardas por encuentro en lo que va de la temporada, Arizona se quedó en 314 contra Seattle. Lógicamente, producir cien yardas menos tiene un impacto, y con los Cardinals fue evidente en este partido.

No debe ser ninguna casualidad que, cuando la defensiva trabajó de mejor manera, las cosas salieron bien al ataque, sobre todo para un par de receptores.

La buena noche de los receptores de los Seahawks

Aunque Russell Wilson tuvo una actuación que se podría considerar discreta al lanzar para 197 yardas y dos pases de anotación, eso fue suficiente para que Tyler Lockett se uniera a un club sumamente exclusivo:

Resulta que Tyler Lockett ya tiene más de 20 recepciones, 250 yardas y 4 TD ante los Cardinals. El único receptor que tenía cifras así ante un rival era Jerry Rice (ante Rams y Falcons), así que Lockett se encuentra en excelente compañía. Y aunque no fue mucho, lo hecho por D.K. Metcalf ayudó a que mejoraran sus números contra los Cardinals:

¿Qué sigue en la NFC West?

Con este resultado los Seahawks se colocan de forma momentánea como líderes de la división con marca de 7-3, dejando a Arizona con un 6-4 que los deja a la espera de lo que pase con los Rams (6-3) en su partido contra Tampa Bay.

Si Los Angeles gana, entonces empatan a Seattle y tendrían ventaja por el desempate, pero en caso de perder quedarían empatados con los Cardinals en el segundo puesto de la división.

Así que el triunfo de hoy fue oxígeno puro para el equipo de Pete Carroll: en una división tan competitiva como esta no podían darse el lujo de ser barridos por Arizona, así que el haber dividido resultados los deja un poco más cómodos en la pelea por la postemporada.

Eso sí, necesitan que su defensiva siga mejorando, porque hoy solamente fueron chispazos. Si aspiran a llegar lejos en la temporada y los playoffs necesitarán un trabajo mucho más sólido de esta unidad.

Con información de Primero y Diez,