Aprovechando que jugaban contra la banca de los 49ers, los Packers tuvieron un partido de preparación para la segunda mitad de la Temporada NFL 2020.

Aunque al anunciarse el calendario de la temporada parecía que este juego iba a ser uno de los encuentros más llamativos de la semana 9, las lesiones que han sufrido los 49ers terminaron haciendo de este un partido aburrido que los Packers pudieron resolver sin mayor esfuerzo. Y es que con elementos como Jimmy Garoppolo, Nick Bosa, George Kittle y Richard Sherman fuera por diversas circunstancias, San Francisco tuvo que recurrir a muchos de sus suplentes para el juego, algo que ya habíamos comentado.

Los resultados, como era de esperarse, no fueron nada favorables.

Aaron Rodgers completó 25 de 31 pases para 305 yardas con 4 TD, y el gran ganador dentro de esa producción fue Davante Adams, que se llevó 10 recepciones para 173 yardas con una anotación. Marquez Valdes-Scantling, que había logrado dos anotaciones en sus últimos veinte partidos, anotó dos veces esta noche. Y Adams fue estableciendo algunas marcas en el partido:

Con esto el análisis final es simple: estos dos equipos van en direcciones totalmente opuestas.

¿Qué viene en la segunda mitad de la temporada para Packers  y 49ers?

Green Bay (6-2) parece encaminarse de forma clara a la postemporada, ya que siete de sus siguientes ocho rivales parecen equipos a los que pueden vencer: Jaguars, Colts, Bears, Eagles, Lions, Panthers y Bears una vez más. Su único rival de peso son los Titans en la semana 16, así que un viaje a postemporada luce como una alta posibilidad para los Packers, y se mantienen en la conversación por el primer sembrado de la NFC.

San Francisco (4-5), por su parte, empieza a vislumbrar su próxima offseason con esta derrota, porque será muy complicado que logren recuperarse a partir de este momento.

La próxima semana los Niners jugarán contra los Saints, y después de que descansen en la semana 11 tendrán que enfrentar a Rams y Bills, equipos que en el papel podrían vencer, pero no con el roster con el que cuentan en estos momentos. Los partidos ante Washington y Dallas se ven como los más favorables, mientras que el cierre frente a Cardinals y Seahawks luce brutal.

Con todo y todo los 49ers podrían aspirar a marca de 6-10 o 7-9. Que, considerando lo que ha sido el año, sería una gran marca para San Francisco y le daría cierta tranquilidad al puesto de Kyle Shanahan.

Eso sí, no deja de ser decepcionante que después de un viaje al Super Bowl tu temporada esté básicamente terminada en la semana 9. Pero los 49ers deben entender que la oleada de lesiones sufridas hacía imposible mantenerse a flote.

¿Qué opinas de lo que dejó este Thursday Night Football? Te leemos en los comentarios bajo este post y en nuestras redes sociales.

Con información de Primero y Diez,