En algo que se ha vuelto una auténtica maldición, los Falcons pudieron mantener una ventaja en el último cuarto de su partido. Y no fue fácil.

En una temporada donde han dejado ir muchas ventajas en todas las formas posibles, que van desde una superioridad de 20 puntos a “anotar por accidente“, las cosas se han vuelto un meme constante: toman una ventaja considerable en los primeros tres cuartos del partido, llegan al último periodo y ahí, de alguna forma, encuentran la manera de perderla.

Por eso hoy nadie estaba seguro cuando se pusieron 25-17 ante los Panthers. Vamos, es bastante lógico: a estas alturas ninguna ventaja es amplia para Atlanta.

Todavía menos cuando se considera que este equipo podía haber tomado una ventaja mayor. Los Falcons movieron el balón bastante bien ante la defensiva de los Panthers, logrando varios viajes a la zona roja. El problema es que una vez ahí perdían la brújula y no encontraban la forma de anotar puntos. En la primera mitad llegaron cuatro veces a la zona roja de Carolina, pero se tuvieron que conformar con tres goles de campo y una anotación. Así que lo que hubieran sido 28 puntos terminaron siendo 16. Como los Panthers anotaron en un par de ocasiones, mantuvieron el juego apretado en la primera mitad.

Así, en el último cuarto llegó la hora de sufrir

Con menos de dos minutos por jugar Teddy Bridgewater (que regresó al partido después de un terrible golpe de Charles Harris), conectó con D.J. Moore para entrar a territorio de los Falcons. Con ocho puntos de diferencia el empate estaba al alcance de los Panthers, y la historia de este año dejaba abierta la puerta para que, una vez más, los Falcons encontraran la manera de echar a perder un encuentro.

Afortunadamente Blidi Wreh-Wilson interceptó a Bridgewater con un minuto por jugar, sellando la segunda victoria de Atlanta en la Temporada NFL 2020. Y el tweet del resultado final de los Falcons engloba el sentimiento de sus aficionados en esta temporada:

Este resultado, por cierto, pone  en mala situación las aspiraciones de los Panthers (3-5) para la postemporada. Eso sí, no hay que preocuparse, porque este equipo va por buen camino.

Con información de Primera y Diez