San Sebastián. La Real Sociedad pinchó al empatar en casa 2-2 ante el Rijeka y se jugará su pase a dieciseisavos de Liga Europa la próxima semana en Nápoles, con todo por decidir en un grupo en el que tres equipos tienen opciones.

El conjunto croata, muy defensivo, se adelantó en la primera mitad y luego la segunda parte fue un auténtico espectáculo, con un toma y dame goleador con el dominio casi absoluto de los vascos.

Empató el partido Jon Bautista, Loncar aprovechó el segundo despiste de los realistas para adelantar al Rijeka y Monreal marcó el empate que da algo vida a la Real, aunque menos de la que pensaba tener antes del partido.

Con información de Meridiano.net