(Caracas, 12 de enero de 2021)-. Gracias al talento innato de Paul Pogba el Manchester United fue capaz de asegurar una codiciosa victoria ante el Burnley este martes, un triunfo que envía a los de Ole Gunnar Solskjaer al primer lugar de la Premier League.

La conquista de los “Devils” extiende un invicto de once partidos para ubicarse de líderes por primera vez en la temporada, un logro que no se presentaba desde la era de Sir Alex Ferguson en diciembre de 2012.

El encuentro se presentó parejo en la primera mitad a pesar de la aparición de Harry Maguire que pareció dar al United la delantera; por desgracia, la anotación fue descartada después de resaltarse como el 5 de los “Red” arroyaba a su rival para hacerse con el centro de Luke Shaw, quien había sido amonestado, minutos antes, tras un doble chequeo del VAR.

El anfitrión se mantuvo firme el resto del partido; sin embargo, Nick Pope fue incapaz de contrarrestar la intervención de Pogba al tomar de volea lo que se convirtió en una asistencia de Marcus Rashford en 71’. Es el primer gol del francés en lo que va de temporada, sumando ocho apariciones de los 17 enfrentamientos en territorio inglés.

El United se mostró nervioso mientras el Burnley presionaba por la igualdad pero aun así se aferraron a los tres puntos. Los rojos no pierden como visitante en la Premier desde enero 19 de 2020, evento que fue contra el Liverpool, a quienes enfrentaran el domingo, no sólo por honor, sino también para mantenerse como punteros en la tabla.

“Simpre feliz cuando ganamos, hoy lo hicimos y me alegra que hayamos jugado bien. No obstante, todavía tenemos un largo camino que recorrer y grandes partidos por delante. Tenemos que concentrarnos en eso”, compartió el campeón del mundo al finalizar la jornada.