Ante la subida de contagios en el entorno de la liga, que tan solo este día puso a siete defensivos de los Raiders en la lista de aislamiento, La NFL anunció que las 32 franquicias entran este sábado en “protocolo intensivo” ante el COVID-19 para reducir a la mitad las ocasiones de contacto entre su personal.

Lo anterior fue dado a conocer a través de Twitter por el publirrelacionista de la NFL Brian McCarthy:

 Implementado bajo del mando de la Oficina de Jefatura Médica de la NFL, se invita a todos los equipos de la liga a seguir el nuevo protocolo para mitigar el riesgo de contagios entre jugadores y miembros del staff.

Entre las medidas a destacar en este nuevo protocolo encontramos:

Juntas de entrenadores y staff

Serán conducidas en línea, a menos de que se solicite y justifique por escrito y en la reunión se pueda mantener una burbuja en ambiente exterior, protección facial, distancia segura y dispositivos de rastreo de posición para alertar de acercamientos personales riesgosos; así como para evitar aglomeraciones.

Entrenamientos semanales

  • Todo jugador y entrenador deberá usar cubrebocas o máscara facial aprobada por la liga, se prohíben pasamontañas o pañuelos de tela. No se podrán remover a menos de 1.8 metros de otra persona
  • Se prohíbe la congregación de jugadores durante descansos
  •  En las prácticas habrá un máximo de diez jugadores por cada sala de pesas
  • Se seguirá permitiendo la entrada de jugadores a las instalaciones de rehabilitación y terapia física
  •  Se practicarán pruebas diarias de tipo PCR y los jugadores deberán mostrar resultado negativo del día anterior antes de entrar a instalaciones
  •  El servicio de cafetería y alimentos será únicamente para llevar
  •  No se prohíbe, pero se desalienta el uso de los vestidores: se limitará la estancia a 15 minutos en grupos pequeños por sesión y se requiere el uso permanente de máscara, excepto en regaderas
  •  Se prohíbe contacto entre jugadores y personal no esencial fuera de las instalaciones

Con esto, la NFL refuerza medidas para garantizar la continuidad de la Temporada 2020, incluyendo la celebración del Super Bowl LV el próximo 7 de febrero en el estadio Raymond James de Tampa Bay, Florida. Recordemos que incluso está aprobado un plan de emergencia que aumentaría a 16 los equipos de playoffs en caso de darse un escenario en el que tengan que reprogramarse más juegos.

Con información de Primero y Diez, por Luis Iván Núñez y Carlos Mercado